ARTESANÍA TECNOLÓGICA: TÉCNICAS DE BORDADO DIGITAL

Desde la antigua Babilonia, el empleo de diferentes estilos artesanales para la creación y el ornamento de textiles han sido una práctica en
constante evolución. A raíz de una búsqueda por nuevas creaciones únicas y en conjunto con cada avance tecnológico, cada estilo y técnica
de bordado pasó desde la costura a mano, por las máquinas de coser, y hasta la actualidad, donde es mayormente automatizado en las
máquinas de bordado digital.

Sin embargo, para hacer buen uso de las herramientas digitales, un bordado de calidad requiere una ejecución practicada, y algunas
técnicas más avanzadas requieren la aplicación de técnicas humanas que, por el momento, superan las habilidades de un programa
informático. De la misma manera en la cual artesanos textiles a través de la historia han creado técnicas nuevas para el bordado usando
herramientas que son mayormente aprovechadas con buen conocimiento y habilidad, una máquina de bordados digitales le permite a
aquellos con la suficiente pericia e inventiva crear un sinfín de diseños, estilos y efectos para la ornamentación de textiles.
En el interés de mejor conocer las posibilidades abiertas para distintos resultados textiles en el bordado digital, presentamos distintas
técnicas que expanden la clase de productos resultantes de un procedimiento de bordado en máquina digital:

• Bordado tipo musgo.
Mejor conocido como el bordado «chenille», cuyo nombre deriva del francés para «oruga». Es un bordado visto comúnmente en alfombras o
toallas de baño, donde un hilo suave que puede ser de algodón, lana o sintético es tejido por una aguja especializada para lograr un
acabado de textura especial. Normalmente es un efecto decorativo para prendas deportivas, prendas de alta moda o decoraciones en telas
de texturas esponjosas.

• Bordado de aplicación.
Una técnica sencilla similar a un «parche», cuyos resultados varían ampliamente según las propiedades de textura y color de una tela usada.
Para realizarla, se recorta una pieza de tela y se aplica sobre la prenda, para luego aplicar un bordado que siga los límites de la figura en el
recorte. Esta técnica puede tomar tiempo para realizarse mas no resulta difícil, ya que puede completarse con un equipo sencillo de
bordado.

• Bordado de lentejuelas, cuentas o piedras.
Los añadidos como lentejuelas, piedras o cuentas son a menudo usados con la idea de darle brillo y elegancia a una pieza, convirtiendo una
prenda sencilla en algo que llame la atención y salte a la vista, mostrando relieves y complejidad en sus tramos.
Cuando este bordado era realizado manualmente, un diseño que usara este tipo de añadidos requería considerable tiempo y esfuerzo. Una
máquina de bordados que cuente con un equipo de instalación para ornamentos como lentejuelas, cuentas o piedras puede convertir lo que
podría ser un proceso laborioso en una simple orden que se ajuste al diseño deseado.

• Bordado con cordón.
Es muy común ver bordados de cordón (también llamado cordoncillo) en distintos jeans o cualquier prenda que esté diseñada con un
aspecto rústico en mente. Es una técnica muy común para realizar contornos y formas en hilos gruesos, y es por esto que resulta una
especialidad para máquinas textiles, ya que éstas poseen una mayor fuerza combinada con precisión para aplicar en telas e hilos gruesos.

• Bordado de variación de colores.
Cuando los bordados a color son realizados en una máquina, no es necesario adherirse estrictamente a los colores sugeridos en el diseño
del sistema. Éstos pueden ser personalizados al colocar un diseño con una trama de colores y luego intercambiar cada tono, ya sea
mediante la máquina si la opción existe, o sustituyendo los hilos de cada color a usar, cuando sea posible.

• Bordado de imagen espejo.

Una evidente facilidad que resulta exclusiva para las máquinas de bordado digital es la posibilidad de realizar un diseño en imágenes
invertidas, esto significa que es posible jugar con simetrías para hacer diseños más elaborados, o igualar detalles entre solapas, mangas,
zapatos y cualquier pieza que tenga dos lados.

• Bordado con variación de puntadas.
En máquinas manuales era común modificar la tensión en la bobina para crear nuevas texturas que presentaban distintos efectos de
bordado. Hoy en día, dependiendo del modelo, una máquina de bordado digital puede trabajar en diferentes tensiones según lo
programado, por lo cual ajustes de puntada que antes se hacían de manera manual en máquinas de coser pueden realizarse con mayor
rapidez y precisión, aumentando considerablemente la calidad del efecto deseado. Mediante la variación se pueden crear nudos de distintos
tipos en la máquina según la configuración deseada. Al mismo tiempo, se pueden emplear distintos hilos para obtener resultados diferentes,
dependiendo de la pericia en la labor del costurero.

Carrito de la compra

0

No hay productos en el carrito.